CABELLO LARGO EN 7 DÍAS CON AGUA DE ARROZ.

Este remedio natural ha sido empleado desde la antigüedad por las mujeres asiáticas para lavar y enjuagar su cabello y conseguir, tras su aplicación, una melena mucho más larga, fuerte, brillante y bonita. Lo cierto es que en su composición nutricional se encuentran nutrientes muy importantes para el cuidado del cabello y para tratar algunos de los problemas o factores que pueden dañarlo, como la caspa, la contaminación, la deshidratación, el envejecimiento, los productos químicos, etc.

Beneficios del agua de arroz para el cabello
Sus componentes antioxidantes favorecen la renovación celular y la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo cual permite que los folículos pilosos estén más nutridos y, por ende, el pelo crezca en mayor cantidad, más fuerte y resistente.
Los mismos antioxidantes son los que también previenen el envejecimiento capilar, por lo que es posible deslumbrar con un cabello radiante, sano y lleno de vida por más tiempo.
Cuenta con aminoácidos y proteínas que le dan más fuerza a la raíz del cabello, lo cual es ideal para lucir un pelo más liso, resistente y muy brillante.
Ayuda a retirar las células muertas del cuero cabelludo y a combatir la caspa favoreciendo la eliminación de la descamación.
Repara las puntas abiertas e hidrata el cabello más deshidratado y dañado.
Evita que las hebras del cabello se quiebren con facilidad y reduce el frizz.
Protege el cuero cabelludo y lo mantiene saludable evitando que se irrite.
Cómo hacer agua de arroz para el pelo paso a paso
Si quieres fortalecer tu cabello y obtener todos los beneficios anteriores para que luzca más saludable y bonito que nunca, nada mejor que empezar a usar el agua de arroz como tratamiento capilar habitual. Para ello, solo tienes que seguir la siguiente receta para hacer agua de arroz para el cabello:

Ingredientes

1/2 taza de arroz
4 tazas de agua mineral o destilada
Preparación

Vierte el agua en un cazo o una olla y colócalo en el fuego.
Espera hasta que el agua empiece a hervir.
Cuando alcance el punto de ebullición, añade el arroz y deja que se cocine durante unos 20 minutos a fuego lento.
Pasado ese tiempo, cuela el arroz y reserva el líquido que ha quedado de la cocción en un recipiente de vidrio, como una botella. Será este líquido el que usarás para embellecer y fortalecer tu pelo.
Una vez que se haya enfriado, puedes conservarlos en el frigorífico hasta el momento en el que vayas a usarlo como mascarilla de agua de arroz para el pelo. Si lo mantienes en la nevera, puedes guardarlo y usarlo durante 7 días, aproximadamente.
Cómo usar el agua de arroz para el pelo
Antes de empezar a usar el agua de arroz para el pelo, es importante prestar atención a qué tipo de cabello tenemos para que la aplicación de este tratamiento dé buenos resultados. Por ello, debes tener en cuenta lo siguiente:

Si tu cabello es normal, será suficiente con aplicar el agua de arroz de medios a puntas.

En el caso de que tu pelo sea seco, lo mejor será que lo apliques por todas las zonas, es decir, desde el cuero cabelludo hasta las puntas para hidratarlo profundamente.