Limpia los intestinos y el hígado.

LOS BENEFICIOS DE LAS ESPINACAS SON Innumerables
La espinaca contiene muchas vitaminas C, E y B, magnesio, hierro y calcio. Por lo tanto, tiene un alto valor nutricional.

La espinaca es beneficiosa para la salud ocular debido a la vitamina A que contiene.

La espinaca ralentiza la coagulación, que es un riesgo importante para la salud, y brinda protección contra las enfermedades cardiovasculares.

Es útil para bajar la presión arterial alta.

Previene el estreñimiento con su rica cantidad de fibra.

Contribuye a la producción de sangre del cuerpo.

Otro efecto importante de las espinacas es su efecto protector contra el cáncer.
La espinaca, que tiene un efecto protector contra la enfermedad de Alzheimer, fortalece la memoria y reduce la posibilidad de desarrollar Alzheimer con la ayuda del betacaroteno y el ácido fólico que contiene.

Quienes consumen regularmente esta hierba, indispensable para los meses de invierno, obtienen energía y fortalecen los músculos.

Contribuye a la limpieza del hígado.

El magnesio en las espinacas acelera el metabolismo.

La forma más natural para que las mujeres obtengan el ácido fólico que necesitan, especialmente durante el embarazo, es comiendo espinacas. Porque las espinacas contienen mucho ácido fólico.

Otro beneficio de las espinacas es que contribuye al desarrollo óseo. La vitamina K en las espinacas reduce la posibilidad de osteoporosis después de la menopausia.
Contribuye a la salud de la piel.

PARA LA RECETA
6-7 espinacas
media naranja
1 pieza de pepino
1 cucharada de jugo de limón
1/2 vaso de agua (100 ml)