¿Es bueno dormir con calcetines?

El mundo se divide entre los que duermen con calcetines y los que no. Aunque muchos puedan recurrir a teorías científicas para justificar (o no) el uso de los calcetines durante la noche, lo cierto es que dormir con los pies cubiertos responde simplemente, a una cuestión de preferencias.

Los Pros y Contras de dormir con calcetines

Desde Velfont destacamos algunos de los principales beneficios y contras de dormir con calcetines. La elección de llevarlos puestos durante la noche dependerá única y exclusivamente de ti.

Beneficios de dormir con calcetines 

¿Eres de los que no puedes dormir con los pies desnudos? Seguro que estos dos beneficios te resultarán de gran interés.

  1. Ayuda a controlar la temperatura corporal

Los pies son una de las partes más sensibles del cuerpo. Tenerlos al aire libre puede reducir la temperatura corporal. Si eres una persona friolera, dormir con los pies cubiertos podrá ayudarte a controlar la sensación térmica. De hecho, dormir con los calcetines puestos puede ser una de las mejores fórmulas para conciliar el sueño.

Según apunta Inés Picornell Darder, presidenta de la Sociedad Española de Neurofisiología Clínica (SENFC), para conseguir un descanso reparador es necesario mantener equilibrada la temperatura durante toda la noche. Los calcetines pueden evitar esos cambios térmicos que afectan a la calidad y cantidad de tu sueño.

  1. Ayuda a rehidratar los talones

Si, antes de acostarte, te aplicas una crema hidratante y te metes en la cama con calcetines de algodón puedes mejorar el estado de los talones agrietados. El material poroso del algodón ayudará a mantener los pies hidratados durante toda la noche sin que la crema se esparza por las sábanas.

Prejuicios de dormir con calcetines

 ¿Tú tampoco entiendes cómo aún puede existir gente que duerme con los pies tapados? Aquí van 3 argumentos de peso para justificar por qué no debes utilizar los calcetines durante la noche.

  1. Puede provocar problemas de circulación

Dormir sin los calcetines puestos mejora la circulación sanguínea. En parte, porque tener las extremidades al aire libre provoca que el cuerpo esté a diferentes temperaturas. La forma natural que tiene el cuerpo para regular la temperatura es favoreciendo la circulación y bombeando sangre a las extremidades que están más frías. A la larga, dormir con calcetines puede derivar en problemas de varices o inflamación de pies y tobillos.

  1. Puede derivar en malos olores

Si se utilizan calcetines de un material no poroso, los pies pueden sudar y eso acabará provocando mal olor. Durante las noches más calurosas, dormir con calcetines es una garantía de hedor de pies. Si quieres evitar situaciones molestas mejor olvídate de los calcetines durante el verano.

  1. Puede provocar infección y la aparición de hongos

Según un estudio del Servicio de Medicina Interna del Hospital Ramón y Cajal, dormir con calcetines puede provocar infecciones y la aparición de hongos. En parte, porque si los calcetines no están limpios, se pueden acumular bacterias en el tejido y eso facilitaría la aparición de enfermedades.

Y tú, ¿qué prefieres?