CERO COLESTEROL, CERO INFLAMACIONES, CERO ARTRITIS, ENVEJECIMIENTO Y QUITA CEGUERA

El jugo de tomate es un excelente aliado para el organismo. Contribuye positivamente en el funcionamiento del cuerpo y del sistema inmunitario. En el ámbito popular, a menudo se habla de los grandes beneficios de consumir remedios e infusiones de origen natural, por ejemplo, un vaso de agua tibia con limón por las mañanas, o una cucharada de aceite de oliva con unas gotitas de limón, etc.

Ahora bien, ¿sabías que el jugo de tomate también es increíblemente sano? Es una opción más para esa primera hora del día, cuando resulta vital que obtengas una buena dosis de vitaminas y minerales para que empieces la jornada con la máxima energía. No dudes en incluir desde hoy mismo en tu desayuno un vaso de jugo de tomate. ¡Te encantará y a la vez cuidarás de tu salud!

El tomate se incluye muy a menudo en las dietas para perder peso. Esto se debe fundamentalmente a que posee una densidad calórica muy baja y bastante cantidad de fibra, lo cual permite inducir saciedad.Además en su composición contiene un elemento altamente antioxidante: el licopeno. Esta sustancia permite luchar contra la formación de radicales libres y ayuda a prevenir la aparición de enfermedades a medio plazo según la literatura científica.

Tomado regularmente y a primera hora, nos va a ayudar a comenzar el día de la mejor manera. Eso sí, recuerda combinar el jugo de tomate con un desayuno variado y equilibrado. Es decir, no se trata de salir de casa con “este simple jugo”. Acompáñalo con algo de fibra, con la proteína de los huevos, por ejemplo, y alguna pieza de fruta como una manzana verde. Lograrás depurar el organismo e ir quemando grasas. ¡Estupendo!

El estreñimiento puede convertirse en crónico y ocasionarnos consecuencias más graves en la salud.

Una forma muy efectiva de combatirlo es con una dieta adecuada que favorezca el tránsito intestinal. Es allí donde el jugo de tomate se alza como un remedio fantástico.

El tomate es rico en fibra y actúa como un laxante suave. Por lo tanto nos ayuda a resolver el problema del estreñimiento, tan común en las mujeres tal y como afirma el siguiente estudio.

Los beneficios del consumo de fibra sobre la mejora del transito intestinal están completamente evidenciados por la bibliografía científica. La ingesta regular de esta sustancia aumenta la población y mejora la diversidad de los microorganismos que habitan el tracto gastrointestinal.

Jugo de tomate para cuidar de tu corazón:

Vale la pena tener en cuenta al tomate, como ese vegetal perfecto capaz de mejorar la salud cardíaca sobre todo gracias al efecto del licopeno.

Además debido a sus enzimas y a sus minerales se puede lograr reducir el colesterol LDL, a la vez que se favorece la circulación sanguínea y se impide la aparición de trombos. Los expertos aseguran que el propio licopeno presenta ciertos efectos sobre la regulación de la absorción de colesterol.

Además, el jugo de tomate es también muy adecuado para las personas con diabetes, ya que controla de forma efectiva la glucemia en sangre. No obstante los estudios relacionados con esta afirmación están realizados en ratones, por lo que sus resultados no son totalmente extrapolables al ser humano.

Refuerza el sistema inmunitario:

En las mañanas tienes la opción de tomarte ese saludable vaso de agua tibia con limón. No obstante, cuando desees descansar de este remedio, no dudes en sustituirlo por un vaso natural de jugo de tomate.

El jugo de tomate alivia el dolor artrítico:

Si padeces artritis en cualquiera de tus articulaciones, es mucho lo que puede hacer por ti el jugo de tomate.
Al ser tan rico en vitaminas y minerales, fortalece el sistema inmunitario, permitiéndonos elevar las defensas para tratar este tipo de inflamaciones y problemas asociados a la artritis.